¿Por qué trabajar en una empresa pequeña es más gratificante?

Laborar en una empresa donde tengas la oportunidad de conocer a prácticamente todos los colaboradores es uno de los múltiples beneficios que una empresa pequeña te permite, y bueno te preguntarás, ¿Esto en qué me beneficia? En realidad en mucho, pasamos aproximadamente 40 horas de nuestra vida a la semana, conviviendo con las mismas personas en el mismo lugar, exacto es como tener una segunda pequeña familia.

Esta convivencia nos lleva a trabajar en un ambiente más relajado debido a que nos involucramos más con nuestros compañeros, esto aumenta el sentido de pertenencia del colaborador.                                                                          

¿Cuántas veces has querido compartir esa gran idea? Claro en múltiples ocasiones, sin embargo el pensar por todos los procesos burocráticos  que tendrás que pasar, prefieres quedarte con ella. En una pequeña empresa puedes hacer esas propuestas que pueden beneficiar a tu equipo de trabajo, tu proyecto, etc…

Y muy probablemente estas sean tomadas en cuenta.

¿Y si pudieras elegir tu horario de trabajo? Precisamente esa flexibilidad de horario es algo negociable en una empresa pequeña debido a que los equipos de trabajo son reducidos, si un colaborador conoce en que horario tiene mayor energía, esto aumentará su productividad.

Y por último pero no por eso menos importante, cuando una empresa invierte en mantener a sus colaboradores motivados, se refleja en muchos aspectos, personas más productivas, felices con sus actividades diarias, esto es algo que la mayoría de los que laboramos en empresas pequeñas podemos disfrutar. Por ejemplo el recibir una felicitación y un pequeño incentivo por parte de recursos humanos el día de nuestro cumpleaños, alitas y cerveza al final de mes, entre otros incentivos.

Trabajar  en aquello que te apasiona es de entrada algo gratificante, pero hacerlo en el lugar adecuado, lo es el doble.

Karina Rodríguez

Karina Rodríguez

Quality Assurance Analyst