SaaS o software como un servicio, es una idea que implica muchas facetas, y es debido a esto que las empresas a menudo luchan para comprender del todo los conceptos básicos. Si bien tener éxito con un modelo SaaS puede ser sumamente gratificante, hacer el cambio para crear un SaaS requiere tomar las medidas correctas.

Les compartimos una lista de aspectos que se deben considerar antes de comprometerse plenamente con un modelo de negocio SaaS:

Garantizar un flujo de efectivo suficiente

Uno de los primeros pasos para hacer el cambio a SaaS es determinar si tu empresa tiene flujo de efectivo adecuado para cubrir todos los gastos involucrados. A diferencia de un producto físico, donde la mayoría de los costos se pueden estimar de antemano, el desarrollo de un producto SaaS puede utilizar cantidades imprevistas de capital, y es muy común para las empresas SaaS estar en números rojos antes de ver un rendimiento de su producto. Después de todo, el despliegue de un SaaS significa que habrá la necesidad de mejoras continuas y actualización. Antes de la transición a un modelo SaaS, se debe asegurar el suficiente capital para hacer frente a los problemas de desarrollo e implementación.

Transición del producto

Si se tiene un producto que ya está siendo vendido, entonces la transición a SaaS puede parecer relativamente simple, pero esto no es siempre el caso. Para mover su producto a un servicio, tendrás que considerar dónde se alojará el servicio, cuál será el protocolo para agregar suscriptores, así como establecer un sistema estandarizado de facturación y fijación de precios. Además, el monitoreo de la seguridad de la información del suscriptor puede ser una complicación importante que necesitará ser abordada, ya que una fuga en la información del usuario podría ser catastrófica.

Determinación de la demanda

A medida que la tecnología aumenta, más y más empresas están cambiando a las plataformas SaaS y esto está causando que ciertas áreas del mercado se inunden. Antes de trasladar su producto a un SaaS, es recomendable hacer una investigación de mercado para asegurarse de que podrá obtener suficientes suscriptores para generar ingresos. Al analizar el mercado, puede identificar mejor las fortalezas y debilidades de las empresas competidoras y esto ofrecerá una visión de los obstáculos que tu negocio puede encontrar durante la transición.

Servicio al Cliente

El servicio al cliente es una prioridad para cualquier negocio, pero muchas empresas no reconocen el aumento de las áreas relacionadas con el servicio al cliente que se necesitan al implementar un SaaS. Con un servicio de suscripción, es importante entender que puede haber más preguntas y problemas con el servicio que con un producto comprado. Cuando se realicen cambios en el servicio o se produzca una interrupción en el servicio, habrá una afluencia de consultas y éstas deberán tratarse de manera eficiente. Por lo tanto, debe mantener un personal de servicio al cliente adecuado para abordar cualquier problema relacionado con el producto.

En resumen

Como se ha demostrado, hay un número de pasos a considerar al intentar hacer el cambio a un modelo de SaaS para un producto. Es vital que el negocio tenga un flujo de efectivo adecuado para que cualquier problema que surja se pueda remediar sin terminar en números rojos. Además, se tendrá que asegurar de que el producto es viable para la transición a SaaS mediante la evaluación de las capacidades del servicio, así como los niveles de competencia en el mercado. Es crucial que el número de representantes de servicio al cliente se aumente para manejar la afluencia de preguntas con respecto al nuevo servicio, o al permitir la funcionalidad de autoservicio que los suscriptores pueden utilizar para responder a todas las preguntas básicas. Tomando todos estos aspectos en cuenta, se podrá asegurar que su negocio puede hacer una transición sin problemas a un modelo SaaS.

¿Estás buscando desarrollar una aplicación SaaS?

No busques más, mándanos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo