Siempre se ha dicho que el perfil de los miembros de un equipo determina la tasa de éxito de un proyecto. Esto es cierto para los desarrolladores de software, especialmente porque completar un proyecto toma mucho tiempo, dinero y energía.

El Manifiesto Ágil comenzó en 2001. Abordó el creciente problema del desarrollo de software, donde el proceso de creación y construcción de proyectos llevó años, o peor aún, se dejaron sin terminar.

Antes de que surgiera la metodología para el desarrollo ágil de software, los proyectos de software se han retrasado o han costado más de lo presupuestado. Durante ese tiempo, cumplir con los requisitos del cliente fue realmente difícil. Los equipos de desarrollo de software utilizaron entonces la metodología tradicional de Cascada para gestionar sus proyectos y hacer un seguimiento de su progreso. Sin embargo, esta metodología tiene fallas que dificultaron a los ingenieros de software terminar sus proyectos.

La metodología Ágil lo ha hecho más fácil y conveniente tanto para los desarrolladores como para los clientes. Funciona como un ciclo de vida de desarrollo de software, siguiendo fases donde los desarrolladores gestionan cada fase. Permite alterar, ajustar o mejorar cada etapa. El ciclo va desde la planificación del sistema, análisis de requerimientos, diseño y codificación hasta la última fase de pruebas del sistema. Dado que el proyecto atraviesa estas fases, es importante que los miembros de un equipo ágil trabajen en estrecha colaboración entre sí. Pero, ¿qué es lo que realmente hace a un gran equipo ágil de desarrollo de software?

Buena comunicación y coordinación

Debido a que la metodología ágil requiere que cada miembro del equipo trabaje en cada fase del ciclo, la buena comunicación debe ser practicada durante todo el proceso de desarrollo del software. Un gran y exitoso equipo ágil es capaz de compartir y aportar ideas entre sí. También es importante que todos puedan expresarse muy bien, por ejemplo, cuando se encuentran con un problema, piden ayuda o asistencia, o toman la iniciativa de compartir nuevas ideas o sugerencias. La comunicación es vital en el proceso porque todos los integrantes del equipo necesitan conocer el progreso del proyecto en cada etapa. Una buena comunicación da como resultado un proyecto bien coordinado.

Liderazgo

Esto no sólo se aplica a los jefes o gerentes de equipo, sino también a todos los que forman parte del equipo. Los miembros lideran y asumen la responsabilidad en cada una de las fases del proyecto. El proyecto no se completará a menos que haya pasado por las etapas necesarias, lo que también significa que no se completará si un miembro no hace su parte.

Además, un equipo ágil tiene una organización adecuada y una distribución equilibrada de tareas. Esto ayuda a que la transición del proyecto de una fase a otra sea más rápida y suave. Los miembros del equipo ágil deben conocer y entender sus roles en el proyecto para poder realizar sus tareas y proveer lo que se necesita de ellos. Asimismo, es importante que los miembros conozcan sus fortalezas y debilidades para que puedan trabajar juntos en ellas.

Empoderamiento de todos los miembros de los equipos de desarrollo ágil de software 

Un factor importante en el la metolodogía ágil es el empoderamiento y la autonomía otorgada a cada miembro del equipo. Las personas pueden alcanzar sus objetivos porque están motivadas adecuadamente y porque pueden explorar y desarrollar libremente sus habilidades.

Dado que el desarrollo ágil permite la transparencia y la colaboración, los equipos ágiles también trabajan basados en la confianza. Es necesario que confíen unos en otros porque se necesitan mutuamente para completar el proyecto. Esta confianza puede expresarse a través de un empoderamiento consistente. Todos en el equipo deben permitir que cada miembro trabaje y sea dueño de sus partes, roles y responsabilidades. Esto pronto conlleva a que se apoyen mutuamente y a que ayuden a aquellos que están pasando por momentos difíciles.

Dedicación y unidad

Todas las tareas requieren dedicación, especialmente cuando se trata de completar un proyecto de software. Esto significa que los miembros del equipo ágil son trabajadores y no se rinden fácilmente en el proyecto. Tienen visión no sólo para sí mismos, sino también para el equipo y el proyecto.  Deben estar dispuestos a adaptarse a las diferentes personas y situaciones, abiertos al crecimiento y a la mejora continua. La dedicación también significa trabajar como un grupo donde el éxito de uno es el éxito de todos. Los miembros trabajan juntos hacia una meta y un objetivo.

Conclusión

Los proyectos exitosos de desarrollo de software a menudo son creados por grupos de individuos que dedican su tiempo y energía a resolver y mejorar las características del programa en el que están trabajando.

Los equipos ágiles juegan un papel importante en el éxito o fracaso de los proyectos de desarrollo de software. Aunque el líder del equipo hace las contribuciones más importantes, debe tenerse en cuenta que cada uno de los integrantes del equipo es responsable de la realización de las partes específicas del proyecto, haciéndolo completo. Con eso, elegir a los miembros correctos del equipo es algo que debe tomarse en serio.

Si deseas trabajar con un gran equipo ágil que garantice la finalización exitosa de stu proyecto, mándenos un mensaje con más información sobre tu proyecto. Nosotros podemos ayudar!

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer clic en alguno de los botones que verás abajo. ¡Mil gracias!