Eligiendo una metodología eficiente para tu empresa

Una vez  que nuestra empresa ha decidido eliminar el caos, lo más indicado es implementar una metodología de trabajo, pero cuál será la más adecuada para nuestra cultura de trabajo, cuál será la más eficiente para los servicios que ofrecemos. Elegir una metodología de trabajo es una tarea de equipo y existen varios factores que debemos considerar para elegir la metodología que adoptaremos. En mi experiencia tres de los factores más importantes son los siguientes:

  • Identificar la industria en la que estamos y los servicios que ofrecemos.
  • Observar la cultura de trabajo y los objetivos que tiene la empresa a largo plazo.
  • Conseguir que la alta gerencia y los dueños de la empresa, si esta es pequeña, estén de acuerdo y les guste la metodología que vamos adoptar.

Cada industria cuenta con estándares establecidos o mejores prácticas a las cuales nos podemos alinear, por lo general estos se encuentran agrupados en metodologías y hay organismos que certifican a los individuos o empresas en el uso de estas metodologías. Dentro de nuestra industria debemos estar saber claramente cuáles son los servicios que ofrecemos, no es lo mismo ofrecer servicios de desarrollo de software que servicios de soporte y mantenimiento o de administración de infraestructura. Dependiendo de los servicios que ofrecemos vamos encontrar diversas metodologías, de las cuales podremos seleccionar alguna. Una vez que hemos ubicado las metodologías relacionadas con el servicio que ofrecemos ya tenemos el primer criterio resuelto, y con ello se reduce el número de opciones de metodologías de las cuales podemos elegir.

El siguiente paso es hacer un análisis consciente del tipo de cultura que tiene nuestra empresa y la manera en cómo queremos entregar los servicios a nuestros clientes, esto va a determinar un estilo de trabajo propio de nuestra cultura, y debemos asegurarnos que de la metodología que queremos elegir va con este estilo. Por ejemplo, en Scio uno de servicios principales es el desarrollo de productos de software. Para desarrollo de software existen varias metodologías de las cuales se ubican mayormente en las metodologías tradicionales (o de cascada) y las metodologías ágiles. Dentro de estos dos estilos debemos evaluar cuál va más con nuestra cultura de trabajo y con la visión a largo plazo que tenemos para entregar el servicio a nuestros clientes. Si somos una empresa donde nos gusta el dinamismo que tienen los cambios, nos gusta la excelencia técnica pero no nos gusta la burocracia entonces nos inclinamos más hacia las metodologías ágiles. Con esto ya logramos reducir más el número de opciones, pero aun así dentro de las metodologías ágiles hay varias de las cuales podemos elegir. También hay que considerar que si una sola metodología no es suficiente para todo lo que requerimos entonces podríamos generar una metodología propia a partir de la combinación de más de una metodología de la industria.

El tercer y último aspecto súper importante es que los dueños del empresa y la alta gerencia, quienes están a cargo de tomar decisiones y asignar recursos, conjuguen con la metodología que queremos implementar, pues de no ser así será muy difícil tener éxito al tratar de implementarla, ya que aprender e implementar una metodología requiere de bastantes recursos, por ejemplo necesitamos tener especialistas que conozcan la metodología y si no los tenemos entonces necesitamos preparar gente que estudie y se certifique en la metodología para después poder implementarla; también necesitamos tiempo para poder hacer análisis situacional de cómo nos encontramos y hacia dónde queremos ir y en cuánto tiempo queremos llegar, con esto deberemos generar un plan para implementar la metodología. Implementar una metodología a veces implica mover toda una empresa de un punto a otro y eso requiere grandes recursos y compromiso de los involucrados. Es por eso que éste aspecto es de mucha importancia.

Como ves para elegir una metodología se deben considerar varios aspectos, y esto solo es el principio, implementarla es otra historia.

¿Y tú qué otros aspectos consideras fundamentales para elegir una metodología?

Gilda Villaseñor

Gilda Villaseñor

Quality Assurance Manager