Si una persona comienza un negocio con su idea única y trabaja en ella desde la etapa de planificación hasta su finalización, entonces a esa empresa se le conoce como una Startup. Sólo los valientes, los audaces, los apasionados dan el salto y valientemente se llaman a sí mismos fundadores.

Sí, empezar un negocio con un producto o servicio nuevo para los ojos y oídos de los consumidores da miedo. Implica un riesgo elevado, compromiso y sobretodo una gran responsabilidad. Pero también se vuelve algo adictivo, atractivo y muy gratificante (¡si se hace bien!).

En Scio, hemos trabajado con muchas startups, y estas son las razones por las que las amamos y nos gusta trabajar con ellas:

Trabajar con startups es altamente adictivo

Los fundadores cuestionan todo y proporcionan soluciones a problemas no resueltos. Intentan proporcionar una manera de hacer mejor las cosas, más fáciles y más atractivas para los clientes. Trabajar con ellos es siempre un gran placer. Son personas con ideas innovadoras y la pasión suficiente para competir audazmente con grandes empresas establecidas. Ellos son las personas que quieren dejar una huella en el mundo.

Es muy adictivo trabajar con ellos. Hemos descubierto nuevas aplicaciones que aún no habían salido al mercado. LLlegamos a conocer cosas que otras personas piensan que son imposibles. Aprendemos y crecemos con ellos.

Además, los fundadores se encargan de qué, cuándo, dónde y cómo hacer las cosas en la empresa. Tienen la agilidad de la que no disfrutan las grandes empresas. El proceso de trabajo que lleva años en las grandes empresas se realiza en meses en las startups.

Las decisiones no necesitan la aprobación de la alta gerencia – pasar del gerente al director, al vicepresidente y al Sr. C-algo. Los escenarios de toma de decisiones en una startup son parecidos a los siguientes: los fundadores se sientan con su equipo, hablan de las cosas mientras toman café o cerveza, y luego deciden. Esto es muy útil en tiempos de cambios, que deben hacerse de inmediato. Debido a eso, las cosas se desarrollan en un tiempo muy breve.

Las nuevas empresas son muy atractivas

Las nuevas empresas o startups, tienen mayor personalidad de la que muchos perciben. Su singularidad proviene del hecho de que sólo un puñado de personas desarrollan y dirigen el negocio y que lo hacen con mucha pasión. Aportan una novedad que la gente disfruta por primera vez. Es más sorprendente, interesante y emocionante saber que lo que usted tiene o ha experimentado es relativamente desconocido para otros.

Las personas que trabajan en una startup son las que llegan antes y trabajan más horas, pero siguen con ganas para el siguiente día de trabajo. Su pasión y entusiasmo con sus ideas es contagioso. Están dispuestos a hacer cosas fuera de lo normal (algo que en las grandes empresas son tan inflexibles). Son el tipo de personas con las que las personas creativas e innovadoras les encanta trabajar.

Además, la capacidad de los fundadores de transformar sus ideas en realidad es altamente admirable. No se dedican tanto a hacer dinero como a poner su idea a disposición del público.

 

Las startups son muy gratificantes si se hacen bien.

Según Forbes, casi el 90% de las startups fallan.

Las nuevas empresas son arriesgadas y asustadizas. Significan mucho trabajo duro. Pero una vez que el hombre o la mujer tienen las agallas para iniciar su empresa, entonces será gratificante incluso en la etapa de planificación. Y si se hace bien, será muy gratificante.

Merece la pena inspirarse en las startups unicornio. Se trata de empresas de nueva creación que tienen una valoración actual de 1.000 millones de dólares o más. Algunos ejemplos son Uber, Airbnb y Dropbox. Incluso Facebook y Twitter solían ser startups unicornio. Pensar que tuvieron unos comienzos muy humildes -generalmente como un pasatiempo o un proyecto personal en las casas de los fundadores- no podemos dejar de asombrarnos por lo lejos que han llegado y por lo mucho que han crecido. Si tienes una idea ganadora que está esperando ser convertida en realidad, entonces podrías estar entre estos increíbles unicornios, ¡también!

Conclusión

Es una gran satisfacción trabajar con personas apasionas por crear algo. Y nada es más gratificante que trabajar con los fundadores de nuevas empresas y ayudarles a tener éxito. En Scio, nuestro éxito proviene del éxito de nuestros clientes. Nuestros profesionales cuentan con experiencia técnica, pasión por la tecnología y empatía en el desarrollo de productos. Si usted es un empresario con una gran idea para una aplicación móvil o quiere crear un software que cambiará el mundo, nos comprometemos a entregar exactamente las cosas que usted se imagina.

Sé valiente. Sé audaz. Sé más apasionado de lo que nunca ha sido. Tenga el valor de convertir su gran idea en realidad. Contáctanos, y permítenos ayudarte a hacer tu sueño realidad.

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de ayuda en estos temas o este buscando un partner de desarrollo de software. Solo tienes que hacer clic en alguno de los botones que verás abajo. ¡Mil gracias!